IFOP » Noticias » Gran pesar provoca en el mundo académico y científico el deceso del Dr. José María (Lobo ) Orensanz.
16 enero, 2015

Gran pesar provoca en el mundo académico y científico el deceso del Dr. José María (Lobo ) Orensanz.

12:18 12Fri, 16 Jan 2015 12:18:06 +000006.

experto  ok argentino

El Instituto de Fomento Pesquero, recuerda con gratitud al Dr. José María (“Lobo”) Orensanz; Investigador Principal del CONICET en el Centro Nacional Patagónico  de ARGENTINA  (CENPAT)

Gran pesar y conmoción en el mundo académico, de la investigación y el manejo; provocó  el fallecimiento del Dr. José María (Lobo) Orensanz, en la Ciudad  Puerto Madryn, Argentina. El Dr. Orensanz fue un gran académico: un prolífico científico y también un gran pedagogo. Sus condiciones de gran pedagogo las mostró, no sólo en las aulas de la Universidad o del CONICET; sino en todo lugar donde pudiera contribuir al acervo de conocimiento de las personas con quienes interactuaba. Fue un Orientador  de estudiantes de Pre y de Postgrado, condujo a muchas personas en el desarrollo de sus tesis en Programas de Doctorado en Argentina. Fue parte de Comités Académico en Estados Unidos y en nuestro país; y jurado de tesis Doctoral en España y en Argentina.

“En el IFOP, el Dr. Orensanz estableció una relación profesional y de amistad con muchos investigadores y técnicos. Le conocimos como una persona sencilla, afable, generosa; valores destacables que seguirán en nuestros recuerdos. Fue un invitado recurrente a participar en diversos proyectos desarrollados por IFOP, tanto como investigador o asesor, destacando en estudios relacionados con las pesquerías bentónicas. En este proceso, en diciembre de 2014, junto a su esposa la Dra. Ana Parma, estuvo en el Instituto, en la que sería la última vez que estuviera con nosotros”  agregó  Leonardo Núñez Director Ejecutivo  de IFOP.

Hernán Miranda Investigador de IFOP señaló “El Dr. Orensanz estuvo ligado a nuestro país a través de múltiples acciones de investigación, asesorías y colaboración. Primero lo hizo con el Grupo de Investigadores de la Universidad Católica que conduce el Dr. Juan Carlos Castilla, nuestro Premio Nacional de Ciencias; luego se relacionó con el IFOP en los inicios de las Áreas de Manejo, a través del proyecto FONDEF que condujera, el  Investigador Sr. Gabriel Jerez.

En el contexto de ese mismo proyecto el Dr. Orensanz colaboró de manera decisiva en la gestión y organización del “Taller Internacional de Módulos de Áreas de Manejo”, evento que concitó el interés y presencia de los más connotados estudiosos sobre la materia, tanto nacionales como extranjeros”.

“Lobo fue un orientador y también fue un permanente estudioso del manejo pesquero; en particular del manejo por las comunidades de pescadores artesanales; posteriormente se transformó en un  referente obligado  en diversas actividades de asesoría  a la Subsecretaría de Pesca; del Proyecto de Seguimiento de las Pesquerías Bentónicas conducido por la Investigadora Sra. Nancy Barahona y, de diversos proyectos de Áreas de Manejo, hoy, Programa de Seguimiento conducido por el investigador Luís Ariz.”

“En lo personal, pude establecer una amistad con Lobo Orensanz, al igual que lo hiciera con su compañera Ana Parma. A ambos, nuestro país, el mundo de la investigación, y en lo personal, tenemos mucho que agradecer y sentir su irreparable pérdida toda vez que no nos seguirá asistiendo con su ingenio; su generosidad y carácter afable que, en mi opinión, lo caracterizó. En cuanto estudioso, Lobo Orensanz, fue un eterno y humilde agradecido de lo mucho que en nuestro país, aprendiera de los pescadores artesanales, a quienes conocimos”. Concluyó Hernán Miranda, investigador de IFOP.

Entrevistado el Investigador Luís Ariz, señaló: “Durante la segunda mitad de los años 90, Lobo Orensanz  apareció en IFOP, en Universidades y en la SSPA para hablar de manejo de áreas, de pesquerías bentónicas;  de la importancia de la participación de los pescadores en el cuidado de los recursos; de la Investigación y del manejo pesquero participativo y de muchos otros conceptos, sobre los cuales antes habíamos conversado; actitud que caracterizó su vocación pedagógica y de la búsqueda de diálogo sobre  la investigación y manejo participativo. Como lo hiciera con otros investigadores; juntos recorrimos caletas en la V Región, hablando de pesquerías costeras; modelando, conceptualmente, la pesquería de machas en el “Jota Cruz” compartiendo una chorrillana; o simplemente compartiendo una sencilla y  grata jornada matizada con causeo de pata donde el yugoslavo. También compartí con Lobo Orensanz y su esposa, en su hogar en Madryn, conocer los lineamientos estratégicos de la pesquería de la viera, construidos en conjunto con sus amigos, los pescadores locales, y escritos en una de las paredes de su casa.  Con Lobo, trabajar era agradable y estimulante.

Más tarde, a fines de 2012, en una nueva fase de trabajo, con Lobo y Ana nos juntamos en IFOP, para conversar las AMERB; revisamos nuestros enfoques metodológicos  y definimos nuevos pasos para mejorar nuestros estudios. En ese proceso nos volvimos a juntar en Valparaíso, en diciembre del 2014, sin pensar que sería esta la última vez que interactuáramos;  teníamos planificadas varias tareas y sueños para los próximos años. Doy gracias por haber compartido tiempo con quien fue un gran amigo; doy gracias por su generosidad, afabilidad, sencillez que siempre nos regaló, y que quedarán en nuestros  recuerdos”…

 

Compartir en