Enfoque ecosistémico en pesquerías

Última modificación: 05 de febrero de 2019

El modelamiento de las poblaciones de recursos marinos ha tenido una importante evolución en las últimas décadas:desde el análisis de sus tendencias poblacionales con modelos de dinámica poblacional simples y métodos de estimación relativamente rudimentarios, hasta el desarrollo de modelos más realistas de dinámica poblacional, los cuales comúnmente están estructurados por edades o tamaños y consideran la dinámica espacial de las especies, con modernas técnicas de estimación de las variables de estado de las poblaciones (Maunder & Piner, 2015). A pesar de lo que ha significado la contribución de estos nuevos enfoques para el estudio de las poblaciones marinas, ninguno logra capturar la complejidad de los sistemas pesqueros. Por lo anterior, se ha hecho evidente la necesidad de utilizar un enfoque que dé cuenta de los múltiples componentes de tales sistemas de producción, en este caso, el ecosistémico. Este concepto ha sido sujeto de múltiples definiciones. Una de las más utilizadas corresponde a la dada por Garcia, Zerbi, Aliaume, Do Chi & Lasserre (2003) quienes definen ecosistema como “un sistema complejo de interacciones de poblaciones (humanas y no humanas) entre ellas y con el ambiente que las rodean” (p. 7). Es decir, se trata entonces de sistemas socioecológicos compuestos de dimensiones biofísicas, socioculturales, económicas y de gobernanza.

Desde esta perspectiva, un enfoque ecosistémico captura, además de la caracterización y estudio de sistemas puramente ecológicos, los elementos asociados a la estructuración de los sistemas sociales, económicos y de regulación. A través de esta aproximación se logran explicitar sistemas complejos y coadaptativos en el que distintos aspectos ecológicos (evolutivos, biogeoquímicos, energéticos, etc.), socioculturales (políticos, económicos, tecnológicos) y de gobernanza se entretejen producto de la interacción de los componentes humanos, bióticos y abióticos que los conforman (Ortega et al., 2014).

El dar cuenta de los múltiples componentes que forman parte de estos sistemas socioecológicos constituye una base fundamental para la toma de decisiones en sistemas inherentemente complejos e interrelacionados. Sin embargo, este enfoque nos remite también a una discusión ontológica (creencias acerca de la realidad), ya que en la transición se hace patente el contraste entre la percepción monista de la relación entre la naturaleza y la sociedad (ser humano en la naturaleza), y la percepción dualista (ser humano por fuera de la naturaleza). Bajo el enfoque ecosistémico se propone una nueva concepción ontológica que promueve la necesidad de una reconceptualización de la relación entre el hombre y el ambiente, que conciba al ser humano como parte y artífice del ecosistema desde una perspectiva ecológica profunda, sistémica y compleja. Ello conducirá a desarrollar un mayor bienestar humano y ecológico por medio de la buena gobernanza (en el subtítulo “Definiciones asociadas” se presenta un conjunto de definiciones provenientes de fuentes bibliográficas).

ENFOQUES DE MODELAMIENTO ECOSISTÉMICO

Existe una amplia gama de opciones para el estudio y modelamiento de ecosistemas. De hecho, recientemente se ha realizado un importante trabajo para clasificar y comparar la gama actual de modelos multiespecíficos y ecosistémicos, tanto en un contexto local (por ejemplo, Hollowed et al., 2000) como global (por ejemplo, Fulton, 2010; Fulton et al., 2011; Hollowed et al., 2000; Plagányi, 2007; Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO 2008). Según la FAO (2008) estos modelos pueden clasificarse como:

  • Conceptuales:tienen como objetivo desarrollar una comprensión de los procesos que ocurren en los ecosistemas.
  • Estratégicos: centrados en la evaluación a gran escala de las direcciones y los patrones de cambio de las variables de estado del ecosistema.
  • Tácticos: dirigidos a apoyar decisiones específicas de manejo.

Entre los modelos conceptuales-estratégicos se encuentra la modelación de tipo cualitativa (análisis de loops), que incorpora la complejidad considerando componentes de distinto tipo provenientes, por ejemplo, de las dimensiones ecológica, social y económica. Los modelos cualitativos son modelos de tipo matemático en que solo la naturaleza cualitativa de la relación entre los componentes del sistema es requerida, es decir, si existe o no y si es positiva o negativa. Estos modelos pueden ir de bajos niveles de complejidad, centrados en el estudio de subsistemas de interés, a altos niveles de complejidad enfocados en el ecosistema como un todo. Se caracterizan por entregar una visión general y sintética del sistema de estudio sin requerir precisión en mediciones numéricas.

Por otro lado, hay una amplia gama de modelos que se mueven en el ámbito estratégico. Muchos de ellos son de tipo cuantitativo, ya que incorporan mayor precisión a través de una formulación matemática donde las relaciones funcionales y numéricas entre variables del sistema son especificadas por medio de modelación estadística, medición directa o estimaciones estadísticas. Estos modelos usualmente son de alta complejidad y consideran distintos tipos de componentes de los ecosistemas. Se conocen como Modelos del Ecosistema Completo (del inglés Whole-of-Ecosystem/End-to-EndModels). Entre los modelos de este tipo se encuentran Ecopath, Ecosim y Atlantis.

En el ámbito más bien táctico se requiere mayor precisión por lo que se utilizan también modelos matemáticos de tipo cuantitativo. Estos a su vez pueden ir de bajos niveles de complejidad, incorporando solo las interacciones entre las especies directamente asociadas a la especie “blanco” o de interés, hasta los de alta complejidad que suman también alguna consideración relativa a los factores físicos y ambientales. Un ejemplo de este tipo de modelos son los denominados Modelos Mínimamente Realistas (MRM del inglés Minimally Realistic Models). Por último, otras aproximaciones que incorporan mayor complejidad, agregando componentes de distinto tipo al sistema, son los Modelos de Complejidad Intermedia para la Evaluación de los Ecosistemas (MICE del inglés Models of Intermediate Complexity for Ecosystem Assessment).

La mayoría de los modelos de ecosistemas se utilizan en un contexto conceptual y estratégico (ejemplo, Plagányi, 2007), aun cuando la ordenación real de las pesquerías involucra principalmente decisiones tácticas que afectan las regulaciones de corto plazo. Esto se debe a que la utilización de modelos tácticos como los requeridos implica la medición y estimación de valores de parámetros y variables que definen el estado del sistema con alta precisión. Estas mediciones y/o estimaciones son muchas veces de alto costo en términos de tiempo y dinero y,por otro lado, dificultan aún más la tarea cuando se requiere incorporar componentes de tipo socioeconómico, los que deben ser definidos de manera cuantitativa.

Una buena estrategia para el avance en el modelamiento ecosistémico y su aplicación se puede lograr por medio de la integración de modelos conceptuales, estratégicos y tácticos. Es recomendable en una primera etapa implementar una síntesis del sistema a través de modelos cualitativos más bien conceptual-estratégicos, seguidosde la implementación de modelos cuantitativos de tipo estratégico-tácticos, cuyas predicciones pueden ser puestas a prueba por medio de observaciones y análisis estadístico.

En el marco del proyecto “Supporting the Ecosystem approach to fisheries management through scientific research & capacity building in the framework of Chilean benthic fishery management committees” (SEAFISHMAN1), IFOP está comenzando con la aplicación del modelamiento ecosistémico a partir de la modelación cualitativa.

Además, se está avanzando en el modelamiento cuantitativo a través del proyecto “Benchmarks for Ecosystem assessment: Indicators and guidelines for practical Ecosystem Based Fishery Management” (EBFM) financiado por la Lenfest Foundation, ejecutado por CSIRO en colaboración con IFOP.

Modelos cualitativos

Los modelos cualitativos que se encuentran en desarrollo contienen los componentes del ecosistema estipulados matemáticamente como variables, mientras que los efectos entre dichos componentes se definen como interacciones (el efecto de la variable i sobre la variable j corresponde en términos formales al efecto de la variable i sobre la tasa de crecimiento, en términos percápita, de la variable j). Aquí el efecto de una variable sobre otra se especifica mediante el signo (no la magnitud) de su efecto, como efecto positivo (+), negativo (-) o nulo (0).

La selección de variables y la determinación de las interacciones entre estas se realiza utilizando como marco de pensamientosistémico el enfoque DPSIR (del inglés Driver-Pressure-State-Impact-Response) (Gary, Newton & Icely, 2015). Este marco teórico permite reconocer variables indicadoras relevantes para el sistema en función de los impactos a los que está expuesto. Esta aproximación es particularmente útil, ya que tiene su fundamento en las relaciones causa-efecto entre componentes de tipo social, económico y ambiental, componentes que conforman las grandes dimensiones que deben tenerse presente para alcanzar la sustentabilidad en las pesquerías según el enfoque ecosistémico para el manejo pesquero (EEMP).

Sobre esta base conceptual se construyen los modelos a partir de: talleres con expertos (del ámbito técnico-científico y usuarios en general) que se complementan a partir de revisiones bibliográficas. Una de las grandes virtudes de este método es la representación visual a través de grafos de la estructura del modelo matemático cualitativo subyacente, propiciando mayor interacción entre los participantes de los talleres. En la construcción del modelo, las variables se representan por medio de circunferencias y las interacciones por medio de enlaces. Los enlaces terminados en punta representan una interacción positiva sobre la variable a la que se dirige el enlace, mientras que los enlaces terminados en círculo representan una interacción negativa sobre la variable a la que se dirige dicho enlace. Algunos ejemplos para las variables descritas según su dimensión son:

  • Ecológicas: se definen como todas aquellas que tienen relación con aspectos ecosistémicos, biológicos y oceanográficos de las pesquerías. Stock de la población de especie “blanco”, abundancias de poblaciones de especies no “blanco” involucradas en interacciones tróficas y no tróficas, hábitat, y forzantes ambientales como pH, temperatura o precipitaciones, por nombrar algunas.
  • Sociales:se definen como todas aquellas que tienen que ver con la estructura y con la organización social, la demografía, cultura, tradiciones, políticas, marcos legales, gobernanza de la pesquería, por ejemplo: leyes, vedas, festividades, presencia de no-locales, calidad de vida, sentido de independencia, entre otras.
  • Económicas: se definen como aquellas que tiene relación con aspectos económicos, monetarios, crediticios y de mercado de las pesquerías, por ejemplo: precio de mercado, servicios, otras actividades laborales, actividad de plantas de proceso.

DEFINICIONES ASOCIADAS

  • Ecosistema: sistema relativamente autónomo que contiene plantas, animales (incluidos los seres humanos), microorganismos y componentes no-vivos del ambiente, así como las interacciones entre ellos (Secretariat of the Pacific Community, SPC, 2010). Sistema complejo de interacciones de poblaciones entre ellas y con su ambiente (Garcia et al., 2003).
  • Aproximación ecosistémica (AE): una estrategia para el manejo integrado de suelo, agua y recursos vivos que promueve la conservación y uso sustentable de manera equitativa. A menudo se utiliza indistintamente como manejo basado en el ecosistema (Staples et al., 2014).
  • Manejo basado en ecosistemas (MBE): un marco de referencia que integra factores biológicos, sociales y económicos dentro de una estrategia comprensible que tiene por objetivo proteger y mejorar la sustentabilidad, la diversidad y la productividad de los recursos naturales. El MBE enfatiza en la protección de estructura, funcionamiento y procesos clave de los ecosistemas; se basa en sitios, ya que se enfoca en un ecosistema específico y el rango de actividades que afectan a este; da cuenta explícitamente de las interconexiones entre sistemas tales como aire, suelo y mar; e integra las perspectivas ecológica, social, económica e institucional, reconociendo sus fuertes interdependencias (COMPASS, Scientific Consensus Statement). A menudo se utiliza de manera equivalente con AE (Staples et al., 2014).
  • Enfoque ecosistémico (EE): una estrategia para la gestión integrada de la tierra, agua y recursos vivos que promueve la conservación y el uso sostenible de un modo equitativo (Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, 2000).
  • Enfoque ecosistémico pesquero (EEP):concepto ampliado del paradigma de ordenación pesquera convencional que permite desarrollar acciones de análisis y ordenación con una óptica más extensa y holística. El EEP se concibe, entonces, como una nueva dirección para la administración de la actividad pesquera orientada a invertir el orden de las prioridades en la gestión, comenzando con el ecosistema en lugar de las especies objetivo. Esto implica considerar no solo al recurso explotado sino también al ecosistema (incluyendo lasinterdependencias ecológicas entre especies y su relación con el ambiente) y a los aspectos socioeconómicos vinculados con la actividad (Defeo, 2015).
  • Enfoque ecosistémico para el plan de manejo pesquero (EEPMP):el resultado del marco de planificación que describe los objetivos y el conjunto integrado de acuerdos de manejo para que la pesquería genere resultados comunitarios más aceptables, sostenibles y benéficos (Staples et al., 2014).
  • Manejo pesquero con enfoque ecosistémico (MPEE): es una aproximación más holística de manejo, que representa un alejamiento de los sistemas de manejo pesquero orientados solo en una extracción sustentable de las especies objetivo, hacia sistemas y procesos de toma de decisiones que equilibran el bienestar ecológico y social, dentro de una mejor gobernanza y marcos de referencia, es decir, es una forma práctica de lograr el desarrollo sostenible. Aborda las múltiples necesidades y deseos de las sociedades, sin poner en peligro las opciones para que las futuras generaciones se beneficien de la gama completa de bienes y servicios proporcionados por los ecosistemas marinos (Staples et al., 2014).
  • Manejo pesquero basado en el ecosistema (MPBE): el componente pesquero del manejo basado en el ecosistema, pero enfocado en un solo sector. El MPBE considera tanto los impactos del ambiente sobre la salud y productividad de las pesquerías como los impactos que la pesca tiene sobre todos los aspectos de los ecosistemas marinos. A menudo se utiliza de manera indistinta con Ecosystem Approach to Fisheries Management (EAFM) (Staples et al., 2014).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Defeo, O. (2015). Enfoque ecosistémico pesquero: Conceptos fundamentales y su aplicación en pesquerías de pequeña escala de América Latina (Documento técnico de pesca y acuicultura N° 592) Roma: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO. Recuperado de http://www.fao.org/3/a-i4775s.pdf

  • FAO. (2008), Orientaciones Técnicas para la Pesca Responsable. No. 4, Supl. 2, Add. 1. FAO. La ordenación pesquera. 2. El enfoque de ecosistemas en la pesca. 2.1 Mejores prácticas en la modelación de ecosistemas para contribuir a un enfoque ecosistémico en la pesca. Roma, 88p. Recuperado de http://www.fao.org/3/a-i0151s.html

  • Fulton, E. A. (2010). Approaches to end-to-end ecosystem models. Journal of Marine Systems, 81(1–2), 171–183.https://doi.org/10.1016/j.jmarsys.2009.12.012 

  • Fulton, E. A., Link, J. S., Kaplan, I. C., Savina-Rolland, M., Johnson, P., Ainsworth, C., & Smith, D. C. (2011). Lessons in modelling and management of marine ecosystems: The Atlantis experience. Fish and Fisheries, 12(2), 171–188. https://doi.org/10.1111/j.1467-2979.2011.00412.x 

  • Garcia, S. M., Zerbi, A., Aliaume, C., Do Chi, T., & Lasserre, G. (2003). The ecosystem approach to fisheries. Issues, terminology, principles, institutional foundations, implementation and outlook (Fisheries Technical Paper, N° 443). Roma: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO. Recuperado de http://www.fao.org/3/a-y4773e.pdf

  • Gari, S.R., Newton, A., & Icely, J.D. (2015). A review of the application and evolution of the DPSIR framework with an emphasis on coastal social-ecological systems. Ocean & Coastal Management, 103, 63–77. https://doi.org/10.1016/j.ocecoaman.2014.11.013

  • Hollowed, A. B., Bax, N., Beamish, R. J., Collie, J., Fogarty, M., Livingston, P., & Rice, J. C. (2000). Are multispecies models an improvement on single-species models for measuring fishing impacts on marine ecosystems? ICES Journal of Marine Science, 57(3), 707–719. https://doi.org/10.1006/jmsc.2000.0734 

  • Maunder, M. & Piner, K. (2015). Contemporary fisheries stock assessment: Many issues still remain. ICES Journal of Marine Science, 72(1), 7–18. https://doi.org/10.1093/icesjms/fsu015 

  • Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO. (2010). Orientaciones técnicas para la pesca responsable. Roma: Autor. Recuperado de http://www.fao.org/3/a-i1146s.html

  • Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (mayo, 2000). Convention on biological diversity (CBD). Conference of the Parties 5, decision V/6. Nairobi, Kenya. Recuperado de http://www.cbd.int/decision/cop/?id=7148

  • Ortega, T., Mastrangelo, M, Villarroel, D., Piaz, A., Vallejos, M., Saenz, J., & Maas, M. (2014). Estudios transdisciplinarios en socio-ecosistemas: reflexiones teóricas y su aplicación en contextos latinoamericanos. Recuperado de https://www.researchgate.net/publication/274696332_Estudios_transdisciplinarios_en_socio-ecosistemas_Reflexiones_teoricas_y_su_aplicacion_en_contextos_latinoamericanos

  • Plagányi, É. (2007). Models for an ecosystem approach to fisheries (Fisheries Technical Paper N° 477). Roma: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO. Recuperado de http://www.fao.org/docrep/010/a1149e/a1149e00.htm

  • Secretariat of the Pacific Community, SPC (Comp.) (2010). A community-based ecosystem approach to fisheries management: Guidelines for Pacific Island Countries. Recuperado de http://www.fao.org/3/b-bo081e.pdf

  • Staples, D., Brainard, R., Capezzuoli, S., Funge-Smith, S., Grose, C., Heenan, A., & Pomeroy, R. (2014). Essential EAFM. Ecosystem Approach to Fisheries Management Training Course. Volume 1 – For Trainees. Bangkok: Oficina Regional para el Asia y el Pacífico, FAO. Recuperado de http://www.fao.org/3/a-i3778e.pdf